INEGA Instituto Enerxético de Galicia

Play
Conselleria de Economía e Industria

EL PROGRAMA DE LA XUNTA PARA LA PROMOCIÓN DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN LA INDUSTRIA Y EN LOS SERVICIOS PERMITIRÁ AHORROS ANUALES DE 2 MILLONES.

24/08/2013

- Esta línea de ayudas, que Economía e Industria ponen en marcha por primera vez para empresas y autónomos en estas áreas de actividad, movilizará 8,5 millones de euros.

- El director general de Energía y Minas, Ángel Bernardo Tahoces, subraya la buena acogida del programa, que ha recibido más de 220 solicitudes.

- Las ayudas pueden llegar hasta los 200.000 euros, y alcanzan un 40% de la inversión en el caso de las pequeñas empresas.

- Las actuaciones se dirigen al campo de la iluminación, la climatización o los procesos productivos para la mejora de la competitividad empresarial.

- Se evitará así la emisión a la atmósfera de más de 9.000 toneladas de CO2 cada año.

Santiago de Compostela, 24 de agosto de 2013.- La Xunta impulsará la competitividad de la industria y de los servicios gallegos respaldando una iniciativa de eficiencia energética que les permitirá ahorrar 2 millones de euros al año. En este sentido, tal y como explicó hoy el director general de Energía y Minas, Ángel Bernardo Tahoces, el nuevo programa de ayudas cuenta con un gran respaldo por parte de estos sectores, como demuestran las más de 220 solicitudes presentadas.

Esta línea de ayudas, promovida por la Consellería de Economía e Industria a través del Instituto Enerxético de Galicia (Inega), cuenta con más de 2,5 millones de euros para empresas y autónomos en estas áreas de actividad, cifra que permitirá movilizar 8,5 millones. Las ayudas llegarán hasta 200.000 euros por proyecto, alcanzando un 20% de la inversión para las grandes empresas. En el caso de las pequeñas, el porcentaje de ayuda se incrementa y supone un 40% del total, y un 30% para las medianas empresas. Además, los proyectos que se desarrollen en las provincias de Ourense y Lugo, y en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal y en la Costa da Morte contarán con una valoración superior, de un 5%, al amparo de los respectivos planes Impulsa.

presentacionDirector_PRX_24082013

En este sentido, Ángel Bernardo Tahoces subrayó que estas medidas “mejorarán la competitividad de las empresas reduciendo los costes energéticos e implantando tecnología más eficiente”. Así, se prevé que se ahorren más de 4.000 toneladas equivalentes de petróleo al año, evitando la emisión a la atmósfera de más de 9.000 toneladas anuales de CO2.

En el sector industrial, las ayudas van encaminadas a la reposición o mejora de equipos e instalaciones consumidoras de energía del proceso productivo por otros que utilicen tecnología de alta eficiencia. En este tipo de iniciativas, el ahorro energético mínimo es de un 5% respecto del consumo inicial. Así, en ambos sectores se apoyan inversiones para la renovación de equipaciones en iluminación interior que suponen un ahorro energético mínimo de un 30%.

Asimismo, se impulsa la renovación de equipaciones de instalaciones existentes de climatización por otras de alta eficiencia energética, que supongan un ahorro mínimo de un 20%. Además, en el sector servicios se fomentan medidas para implantar una contabilización o telegestión del consumo de energía, y con carácter general, para todo tipo de beneficiarios, cualquiera otra actuación de ahorro que garantice un 20% de reducción de consumo de energía.

Con este nuevo paquete de ayudas la Xunta de Galicia reafirma su compromiso con el ahorro y la eficiencia energética, campo en el que desarrolla cada año diferentes actuaciones a través del Instituto Enerxético de Galicia (Inega). Así, con el programa actual se persigue reducir los consumos en los sectores industrial y de servicios, que en la comunidad representan el 45% y el 9% del consumo de energía final, respectivamente. De este modo, según diversos estudios sectoriales y auditorías realizadas el porcentaje de ahorro de energía en estos sectores con la puesta en marcha de medidas de ahorro y eficiencia asciende al 10 o 15% para el sector industrial, llegando al 25 o 30% para el sector servicios.